Vicios ocultos en coches: qué son, ejemplos y cómo reclamarlos

Vicios ocultos en coches: qué son, ejemplos y cómo reclamarlos

Cuando compramos un coche de segunda mano en el concesionario, tenemos la certeza que nuestro vehículo dispone de un mínimo de 1 año de garantía por si tuviera algún desperfecto. ¿Pero qué sucede si es un coche de compraventa particular y tiene vicios ocultos? Te contamos qué son exactamente y cómo puedes reclamarlos.

¿Qué son vicios ocultos?

Los vicios ocultos son desperfectos o daños que pueda tener un vehículo originados anteriormente a la firma del contrato de compraventa de coche usado entre particulares. Son daños considerados graves que impiden, imposibilitan o entorpecen el buen funcionamiento del coche, por lo que se requiere de su reparación. 

Los vicios ocultos o averías son causados por un mal mantenimiento del vehículo. Algunos ejemplos son:

  • La correa de distribución 
  • El embrague
  • Fallos en la caja de cambios 
  • Aquellos que afecten al motor o la culata

¿Qué se considera vicio oculto en coches de compraventa particular?

No cualquier rotura que pueda sufrir el coche tras su compra se considera un vicio oculto, para ello existen ciertos requisitos que han de cumplir, y son los siguientes:

  • No puede estar a la vista, debe ser un daño oculto
  • Debe ser considerado grave, afectando así la utilidad del auto
  • El desperfecto debe ser anterior a la compraventa 
  • Debe ser detectado dentro de los primeros 6 meses desde la venta del coche

¿Quién es el responsable de los vicios ocultos en coches de segunda mano?

Cuando acudimos a un profesional para comprar un coche, sabemos que, en caso de encontrar una avería dentro del tiempo de garantía, ellos se responsabilizan de todos los cargos necesarios.

Sin embargo, tenemos dudas de quién se encarga de la reparación de posibles desperfectos que puedan haber, cuando compramos el auto a un particular. 

En esta situación, el propietario del vehículo de segunda mano es el responsable, si bien es cierto, que éste puede saber, o por el contrario, desconocer de la existencia de vicios ocultos, esto no le exime de tal responsabilidad.

Cómo reclamar los vicios ocultos del coche

Si una vez comprado el coche, dentro del plazo de los 6 meses posteriores el vehículo sufre una avería grave que imposibilita su uso correctamente, entonces debes reclamar la reparación del coche al propietario.

En primer lugar, es necesario, para poder demostrar que dicha rotura es debida a vicios ocultos previos a la compraventa, acudir a un perito que pueda realizar un informe verificando que esto es así.

Lo más normal, es que primero hablemos con el propietario de manera amistosa, enseñándole el informe pericial e intentar llegar a un acuerdo mutuo. Ya pueda ser pedir una compensación económica, pagar los gastos de reparación, o incluso, solicitar la devolución del dinero de compra.

Ahora bien, si no lográis un acuerdo respetuoso, es el momento de realizar una demanda. Un abogado puede llevarte el caso, en el cual se reclamarán los costes del arreglo al vendedor, además, en caso graves pueden incluso condenarle a pagar por daños y perjuicios.

Esperemos que este no sea tu caso, pero ahora ya tienes la tranquilidad de comprar un coche de segunda mano sabiendo que dispones de un periodo de garantía fiable.

 

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *