Psicología de pareja 

psicología de pareja

Principalmente, es muy sencillo tener una buena relación al inicio, es decir cuando se pasa por el proceso de enamoramiento. Esto ocurre a causa de la idealización que se torna alta, pero que sucede más adelante cuando la individualidad y la personalidad comienzan a surgir, pues surgen lo que se llaman dificultades y para poder afrontarlas y superarlas se cuenta con la psicología de pareja.

Entonces, las terapias de parejas o también denominadas psicoterapia de pareja es el tratamiento que aporta la psicología a los miembros de una relación, que están en condiciones de enamoramiento o en relaciones estables como matrimonios. En la psicoterapia de pareja se busca mejorar las capacidades de comunicación de las relaciones, además de brindar herramientas para aprender a controlar emociones y gestionar de manera eficientes decisiones que se dan dentro del entorno de la relación. 

Otro punto importante que se da en la psicología de parejas es el de la gestión y resolución de problemas desde diferentes perspectivas, sin que los juicios o el orgullo puedan influir y dañar la relación.

El éxito en las parejas se dará solo cuando una serie de factores se cumplan, estos factores son

  • Alto nivel de afectividad. 
  • Buen nivel de comunicación.
  • Buenos niveles de deseo sexual.
  • Capacidades de cohesión y adaptabilidad para la resolución de conflictos.  
  • Respeto y tolerancia con la pareja.
  • Compartir ideas y deseos que satisfaga a ambos.
  • Equilibrio a nivel personal, laboral y además en la vida en pareja.

Ahora bien, si tu relación está pasando por momentos de dificultad puedes acudir a terapia de pareja. 

Cuando acudir a terapia de pareja 

Para que puedas a llegar a cumplir el deseo de mejorar tu relación de pareja, la terapia es una de las opciones más útiles desde la psicología. Por el contrario, a lo que puede ocurrir desde otras formas de hacer psicoterapia, en este caso no es necesario el diagnostico de un trastorno mental para recibir una intervención en tu relación. 

En la terapia de pareja debes tener en cuenta que no se trabaja desde el núcleo del individuo sino desde la relación entre los dos. En muchas ocasiones las pajeras tendrán la necesidad de ir al psicólogo con el objetivo de mejorar la relación, pero debido al hecho que las relaciones pueden ser muy variables y en ellas pueden existir diversos puntos de vista, hace que los problemas sean percibidos de formas diferentes. Ahora bien, cuando debes acudir a terapia psicológica de pareja. 

En ocasiones las relaciones de pareja parecen que van por mal camino, pero debido a que en el trascurso de ella hay momentos muy agradables que hacen que te sientas feliz, se produce una necesidad de análisis, en donde se replantea si lo que creías que era un problema realmente lo es. Entonces para acudir a terapia de pareja debes tener en cuenta varios aspectos de tu relación, como por ejemplo haber pensado en una ruptura sin que tu pareja lo sepa, o pensar que tu pareja no está satisfecha con la relación.

Otros aspectos que te deberías plantear para saber si necesitas psicología de pareja 

  • Primero, es cuando en la relación hay quejas o dificultades de comunicación: Debido a que muchos problemas de pareja están basados en algo tan simple como la comunicación, la terapia de pareja te ayudara a que puedas introducir a las relaciones dinámicas nuevas de interacción y comunicación directa y sincera.
  • En segundo lugar, cuando se pasan por alto crisis especificas: Si estas claro en que se basa tu problema dentro de la relación, y no sabes cómo solucionarlo la terapia de pareja será muy útil para que puedas afrontar esta situación.
  • Luego, el tercer aspecto es cuando se presentan problemas en las relaciones sexuales: Cuando la armonía y el deseo por las relaciones sexuales se han perdido es indicado que acudas a terapia, ya que te ayudara en temas sencillos como incorporar nuevas conductas en las relaciones íntimas como las caricias, las miradas o los abrazos. Que permitirán que se superen las barreras y estimular las relaciones íntimas.

relación intima

  • Después, como cuarto aspecto es cuando se deben tomar decisiones acerca de temas del futuro: Las relaciones de parejas pasan por etapas y una de ellas es donde se plantean los planes a realizar en el futuro, pero se pueden llegar a presentar diferencias o conflictos, con esto en mente la terapia te ofrece un espacio en el que cada miembro de la relación podrá expresar lo que espera y, además, se le darán herramientas para la expresión de sus expectativas.
  • Por último, cuando los hijos pudieran llegar a perturbar la relación: Cuando en la relación se han consolidado las metas y se ha conformado una familia con hijos la dinámica familiar se va a alterar, y se van a generar dificultades para tener momentos de intimidad, cuando esto ocurre la terapia de pareja te dará las herramientas eficaces para que la relación se adapte a esta nueva situación.

Cuando no asistir a terapia de pareja

Al plantearse la necesidad de que la relación que vivas actualmente perdure, debes tener en cuenta que hay momentos en los que no vale la pena asistir a terapia sino más bien terminar la relación. 

Las situaciones más claras donde no vale la pena asistir a terapia de pareja son aquellas en donde se presentan conductas de violencia o amenazas por parte de la pareja, plantearse la posibilidad de ir a terapia en estos casos podría ponerte en riesgo, tu deber tiene que ser prevenir situaciones peores donde salgas lastimando, es decir corta con la relación y toma las medidas necesarias para ponerte a salvo, recuerda que la violencia se puede presentar de diferentes maneras tanto física como mentalmente.

Claves para tener éxito en pareja

Para que como pareja puedan tener un éxito asegurado debes tener en cuenta algunas claves:

En primer lugar, mantener buenos niveles de autonomía y autoestima, que darán a la pareja un nivel equilibrado de independencia emocional, así mantendrán sus identidades vivas, mantener una comunicación abierta y respetuosa con la pareja y además sentir empatía por los sentimientos y emociones del otro.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*